Podría decirse que soy el fundador de la primera base humana en Marte: la Base Cidonia, aunque en estrictos términos no es exactamente así. Hace unos meses ya llegaron los primeros androides, los Valkyrie, para preparar el terreno a los primeros colonos.

Ya hace tiempo que la Asociación de Fantasía , Ciencia ficción y Terror (AEFCFT) convocó la recepción de relatos para la antología Visiones 2017, pero como aún no existía Base Cidonia, no he podido cubrirlo hasta ahora.